Rockopollo comenzó comercializando conejo en Querétaro, donde se ha mantenido hasta la fecha, involucrandose en la distribución de pollo y derivados de la mejor calidad.